Las recreativas no digievolucionan en salas de apuestas

¡Muy buenas amigos de Altergamer!

AlterGamer, además de ser un blog de videojuegos, también intenta atestiguar el perfil, la historia y el impacto de los videojuegos en la vida de los que llevamos este hobby en la sangre.

Hoy os hablaré de las salas recreativas. Prácticamente todos los fans de los videojuegos que a día de hoy tengan más de veinte años, habrán ido, maravillados, a una sala de maquinitas. ¿Por qué? ¿Por qué eran unos ludópatas y tenían el alma absorbida por los videojuegos? La respuesta es bastante diferente…

En España no hemos tenido grandes ferias de videojuegos hasta hace unos cuantos años, sin embargo, visitar una salón de arcades era lo más cercano ya que nuestras consolas domésticas y los ordenadores poca competencia ofrecían a esos juegos incréibles. Las mayores exhibiciones de gráficos y de periféricos para disfrutar al 100% de un juego, estaban en los arcades, a años luz de lo que podríamos encontrar en nuestras plataformas domésticas. Siendo yo un niño, veía que las salas recreativas eran una fracción del futuro de los videojuegos. Las revistas especializadas también lo veían así y recuerdo que una sección de la Hobby Consolas hablaba habitualmente de nuestras recreativas que iban apareciendo.

En Rompe Ralph se muestra una sala recreativa bastante diferente a lo que hemos visto en nuestras ciudades.

El agravio comparativo puede verse, sobretodo, en las épocas de los 8 y 16 bits. Las versiones de consola de muchos juegos arcade palidecen ante su original. Obviamente, esa diferencia ha ido menguando y, actualmente, podríamos considerar que la ventaja de los arcades frente a las plataformas domésticas es cero y por ello las salas recreativas de muchas partes de la geografía gallega han ido cerrando. (Hablo de Galicia porque es donde yo vivo, supongo que pasará lo mismo en todas partes).

Siendo realistas, los videojuegos y estas salas recreativas no son exactamente el lugar mejor considerado en nuestra sociedad. Aquí, los que somos fans de los videojuegos, al menos hasta la salida de la Wii, eramos unos inadaptados y unos frikis. Por eso mismo, estas mecas de los videojuegos por 25/100 pesetas, tuvieron siempre una consideración bastante marginal. Obviamente ahora, las salas de máquinas, cierran por falta de clientes y, tal y como están las cosas por aquí, es normal que los negocios cierren. La falta de renovación y el querer ganar dinero sin invertir son partes de la llamada Marca España, por lo que no es raro ver que fuera de nuestras fronteras el catologo de juegos arcade es infinita. Además de que en otras partes del mundo, la figura del fan de los videojuegos no está tan mal vista como en nuestro país, solo tenéis que ver las recreativas en Japón… Pero ese es otro tema.

Otra de esas cosas que no veremos fuera de Japón.

Otra de esas cosas que no veremos fuera de Japón.

Ver cerrar un negocio, es triste, sin embargo en esta ocasión no puedo alegrarme de ver lo que he estado viendo ultimamente. Estas salas de máquinas se han convertido en salas de apuestas. No las típicas tragaperras; apuestas deportivas en toda la regla. Generalmente no me importaría, pero veo que los espacios de las recreativas se ven mermadas por esta sed de apuestas (y el rollo de aprovecharse de la esperanza de la gente) si no que ahora hasta las recreativas están invadidas por estas apuestas y comparten espacios. Me ha llamado especialmente la atención el caso de la sala recreativa del centro comercial Cuatro Caminos en A Coruña. Separar ambas cosas y el aviso de que la zona de apuestas es solo para mayores de edad es algo clásico, sin embargo en este Sol Park de Coruña uno tiene que pasar sí o sí por la zona de apuestas (concretamente este nuevo espacio habilitado a las carreras de caballos) para poder llegar a las escasas recreativas que todavia conservan.

Hay muchas cosas que decir y criticar. En primer lugar, el desprecio y la ignorancia que se tiene por nuestra afición es enorme. Luego está el abandono al que se vieron sometidas las salas recreativas que han optado por el estancamiento y la busqueda de ingresos automática. También está el aprovecharse de la esperanza de la gente con la proliferación de ciertos negocios debido a la crisis, así como todo el tema de Eurovegas y toda la problemática colateral que podría traer. Pero sin duda, lo que más me duele es perder otro bastión de mi infancia, junto con la cibersalas. Las futuras generaciones de jugadores no podrán encontrar refuerzos a su pasión en otro lugar alejado de la seguridad de su hogar. Un lugar de reunión para los que comparten una afición.

Creo que a nivel terapéutico, esta entrada resume bastante el cómo me siento al respecto. ¿Qué os parecea vosotros? ¿Merece la pena mantener las salas de máquinas?

Espero que os haya parecido interesante.

Un saludo.

Anuncios

Un pensamiento en “Las recreativas no digievolucionan en salas de apuestas

  1. En lo personal me indigna mucho, no solo porque las recreativas estén muriendo y mutando en esto, que también, si no por el hecho de que es un negocio “sucio”, como los de “compro oro”, que solo pretende aprovecharse de la gente, es asqueroso!

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s