Tierra Media: Sombras de Mordor

¡Muy buenas amigos de Altergamer!

Hoy os vengo a hablar de un juego más del infinito mundo de Tolkien: La Tierra Media. Seguro que a lo largo del tiempo habéis jugado a bastantes títulos de ESDLA, sobretodo a raiz del estreno de las películas en el cine. Los hubo de todo tipo de calidad y géneros. En este artículo hablaremos del nuevo título de este mundo que nos presenta un estilo que, fácilmente, recuerda a Assasin`s Creed. ¿Es una copia sin alma o es un juego que brilla por si mismo?

Una foto bastante descriptiva del juego.

Una foto bastante descriptiva del juego.

Sombras de Mordor nos pone en la piel de Talion, uno de los montaraces encargados de proteger la Puerta Negra que fallece tras ver como asesinan a su familia. Atado por un poder oscuro que le impide descansar, se encuentra vagando entre este mundo y el otro hasta que realice una buena acción y a él se alia un espíritu que busca venganza contra el mismo general de Sauron que le quitó la vida a Talion: La Mano Negra de Sauron. Así, Talion y este espíritu sin memoria, luchando como uno solo, entrarán en Mordor para encontrar dónde está la Mano Negra y poder encontrar venganza y poner fin a su maldición.

Talion no lucha solo. ¡Y eso mola!

Talion no lucha solo. ¡Y eso mola!

El juego, tras el tutorial básico, nos suelta en el corazón Mordor y ahí ya podemos empezar la cadenas de misiones principales o descubrir la enorme cantidad de misiones y objetivos secundarios que el juego nos propone. Naturalmente, la mecánica típica de subirnos a las almenaras para “desbloquear” el mapa, las animaciones y determinadas mecánicas, nos trasladarán al universo del Animus y es una barrera que debemos romper si queremos disfrutar del juego. Si no somos capaces de pasar de ahí, no lograremos conocer todo el potencial de este Sombras de Mordor. En esto me gustaría hacer hincapié porque es algo que he visto que provoca rechazo a mucha gente y considero que es un título que brilla por si mismo. Veamos el porqué de esto.

La altura será nuestra aliada.

La altura será nuestra aliada.

Empecemos con el plato fuerte de este juego: el sistema Némesis (nada tiene que ver con este señor). En Sombras de Mordor nos enfrentamos al ejercito de orcos de Sauron que está compuesto, como cualquier ejercito, por soldados de diferente graduación. Además de soldados rasos, los capitanes andan por el mapa y, si bien podemos buscar información sobre ellos e ir a cazarlos, también podemos encontrarlos, que será lo más frecuente, mientras estemos completando otras aventuras. Lo habitual es que estos orcos te suelten una frase amenazante, te des unas tortas con ellos y los extermines, sin embargo ahí es donde entra el sistema Némesis. Los orcos con los que ya hayas tenido enfrentamientos se acordarán de ti, sabrán como peleas y poco a poco se harán más fuertes, llegando a crear un enemigo cuya única aspiración es ir por el mapa persiguiendote para matarte, un auténtico némesis de nuestro personaje. Además como, y es un gran logro del juego, cada enemigo es muy único o al menos en veinte horas de juego es la sensación que tuve, al final sientes que te has creado un enemigo que te odia ti exclusivamente y cuando te encuentres con él, te produzca hasta ansiedad. Naturalmente, el sistema no es perfecto ya que a muchos orcos les arrancas la cabeza y vuelven llenos de cicatrices a vengarse de nosotros, pero igualmente la sorpresa de: “Ha vuelto” es bastante interesante.

Las filas del Enemigo

Las filas del Enemigo

Este sistema de capitanes es realmente profundo y se vuelve una de las razones más divertidas para encender el juego. Ya no solo por que cada uno es realmente único, con su parafernalia particular y sus habilidades si no porque, todos aspiran el poder y no les importa asesinarse entre ellos para ascender. Constantemente aparecen misiones secundarias en el mapa con las actividades de los diversos capitanes. Estas actividades van desde reclutar más soldados, ponerse a prueba con ordalías, retarse a duelos o preparar emboscadas a otro capitan rival… Podemos dejar que el tiempo pase y que estas actividades se resuelvan solas o podemos optar por aparecer y hacer las cosas más interesantes. También puede ocurrir que un orco normal tenga la suerte de derrotarnos y se vea promocionado a capitan o que un orco, por alguna razón, nos perdone la vida. Sorprende por la cantidad de cosas que pueden llegar a pasar.

Todos los capitanes nos dedican un saludo amistoso cuando nos enfrentamos a ellos.

Todos los capitanes nos dedican un saludo amistoso cuando nos enfrentamos a ellos.

A este sistema Némesis, se le suma un estilo de combate triple basado en las tres armas que lleva nuestra protagonista: Una espada para el combate cuerpo a cuerpo, un arco para la lucha a distancia y una espada rota que usaremos como daga para el asesinato sigiloso. Cada estilo de lucha tiene sus técnicas y mejoras que podremos comprar acumulando experiencia o superando misiones principales que, en ciertas ocasiones, desbloquean habilidades. Disponemos también de una moneda que se obtiene al completar objetivos secundarios y nos permite mejorar nuestro total de salud, el número de flechas… El combate cuerpo a cuerpo es muy del estilo del Assasin`s Creed y del Batman, disponemos de cuatro movimientos básicos: atacar, hacer una contra, esquivar y dar un golpe que los deje aturdidos. El combate con arco es lo que podría esperarse con el añadido de que disponemos de un modo concentración que nos permite ralentizar el tiempo y apuntar con precisión. Por último, el sigilo es una de las formas más rápidas de despachar enemigos, obviamente solo funciona cuando no los enemigos no sean consciente de nuestra presencia.

El árbol de talentos de Talion se divide en dos ramas: Montaraz y Espectro.

El árbol de talentos de Talion se divide en dos ramas: Montaraz y Espectro.

Ni que decir tiene de que, a pesar de que Talion es muy superior en combate a sus rivales, generalmente, las peleas terminan siendo de auténtica locura cuando nos vemos rodeamos por un número de enemigos similar al que podría ponernos un Dinasty Warriors de Koei. Desparchar enemigos sin piedad alguna es también otra de esas cosas que a mi me entusiasman y que en este juego resulta muy satisfactorio gracias al enorme repertorio de movimientos, golpes y ejecuciones en los que Talion demuestra que les tiene muy poco aprecio a los orcos. Arrancar cabezas, empalar o simplemente perforar puntos vitales es muy satisfactorio aunque a muchos puedes cansarles con rapidez, como ocurre en este típo de géneros que basan su jugabilidad en la iteración infínita de sus mecánicas. O te gusta o terminas odiandolo, no creo que haya término medio.

Un claro ejemplo del poco aprecio que le tiene Talion a los orcos.

Un claro ejemplo del poco aprecio que le tiene Talion a los orcos.

Además de este sistema de mejora de habilidades con experiencia, tenemos un sistema de runas que podemos introducir en nuestras tres armas y que serán lo que realmente conforme nuestro estilo de juego. Estas runas las obtenemos al derrotar a un capitan y además de ser aleatorias, van por niveles, haciendo que ir a la caza de un capitan para conseguir una runa buena o una mejora de una que tenemos sea siempre una buena idea. Las runas son lo que, para mi, salva por completo el aspecto de la salud en el juego ya que Talion no es un personaje extraordinariamente duro y caerá al suelo con mucha facilidad. Nuestro héroe solo recupera vida comiendo unas plantas que se encuentran en el mapa y que se agotan, aunque vuelven a aparecer si dejamos pasar el tiempo en una torre. Por ello, si conseguimos una buen conjunto de runas que nos permiten curarnos durante las peleas, tendremos parte del juego superado. Yo os recomiendo tres runas en particular: Curarse con tiros a la cabeza, curarse con asesinatos silenciosos y curaros con el frenesí de combate, un combo súper sencillo de hacer.

Además de orcos, encontraremos más monstruos y hasta podremos controlarlas según avance la historia.

Además de orcos, encontraremos más monstruos y hasta podremos controlarlas según avance la historia.

Sin embargo el juego también tiene algunas carencias importantes, en primer lugar la historia que, posiblemente, solo me haya interesado por ser bastante fan del mundo de Tolkien. Es entretenida pero no llega al nivel de lo que podría esperarse de algo de El Señor de los Anillos y quizás me esperaba algo excesivamente épico al nivel de La Guerra en el Norte que ofrece una aventura paralela al de la Comunidad. Ni que decir que, y sin spoilers, el final queda cojo a la espera de que compremos el pase de temporada que, supongo, seguirá la historia del juego. Como vamos evolucionando durante toda la historia, da la sensación de que la historia es como un “tutorial” extendido en las veinte horas del juego aunque, eso sí, nos mantiene haciendo cosas interesantes y diferentes en cada misión. En el mejor de los casos podríamos clasificar la campaña como mediocre y no me ha parecido memorable aunque, hay un par de revelaciones durante el juego que sí me han entusiasmado como fan de ESDLA.

Aprender a movernos sin ser detectado será obligatorio en muchas misiones.

Aprender a movernos sin ser detectado será obligatorio en muchas misiones.

Otro gran detalle que puede cansar es, como ocurre en los juegos en los que se basa, que tiene que gustarte el sistema de juego o no tardarás en sentir la repetición incansable. Pelear se vuelve mecánico, el sistema de capitanes puede hacernos pensar que estamos jugando sin avanzar ni hacer realmente nada (lo cual puede ser todo un logro también). Además otro problema es que existen tres afijos en los capitanes que pueden hacerle invulnable a nuestros golpes físicos, a nuestras flechas o a nuestros intentos de asesinato y, lo grave, es que pueden llegar a tener los tres consiguiendo enemigos prácticamente insuperables. No sé si catalogarlo como acierto o como fallo es que, como ya indicamos antes, el juego nos ofrece mejoras a medida que vamos avanzando en la historia por lo que todo lo que al principio parece un gran desafio, luego es un juego de niños ya que el poder de Talion crece de una manera exponencial que nos permite enfrentarnos contra cualquiera de cualquier forma (salvo capitanes dopados,claro) haciendo que el desafio y la emoción del combate al principio se vuelva una simple trámite para una carniceria sin fin. ¡Qué vengan!

En ocasiones nos vemos superadores de tal manera que lo mejor es poner pies en Pontevedra

En ocasiones nos vemos superadores de tal manera que lo mejor es poner pies en Pontevedra

Hacer una valoración de este juego no es una tarea fácil para alguien a quien la saga Assasin`s Creed le agotó y el Batman Arkham Asylum le aburrió a la mitad, sin embargo, Sombras de Mordor tiene un algo mágico que sí que me hace adorarlo dónde otros no: Esa libertad de exterminio. En AC somos asesinos pero no podemos matar a prácticamente nadie…A mi me gusta esa sensación de desatar la bestia y no dejar títere con cabeza y para eso sí que Sombras de Mordor triunfa. Además, seamos serios; Son orcos ¿A quién no le gusta matar orcos? Son enemigos que siempre hemos odiado (Menos a Thrall que es un orco que todos llevamos en nuestros corazones). Sobretodo por la diversión que ofrece, por la profundidad del los sistemas Némesis y por la personalización del personaje con las runas, creo que es un juego que ofrece mucho más que lo que puede verse a simple vista. A pesar de que la historia le flojea, que carga con demasiado de las franquicias en las que se basa y que puede hacerse repetitivo para muchos, considero que es un gran título merecedor de que lo probéis y le déis una oportunidad. Pero si este review os sabe a poco por solo mostrar mi opinión personal, os adjunto también un directo que hemos hecho sobre el juego en que enseñamos cosas de él y se tiene un “sano” debate.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Un pensamiento en “Tierra Media: Sombras de Mordor

  1. Mi enhorabuena Javi por el currado análisis. Y NO, este juego no tiene alma.

    Pero quitando eso posiblemente se trate del mejor juego basado en la licencia de ESDLA, por lo poco que he visto. Talion aunque tenga complejo de NPC, parece compensar esa falta de carisma con una agradable sensación de evolución y una jugabilidad “familiar” y de eficacia aprobada dentro de un mundo abierto y sin fisuras y adrezado con el novedoso sistema némesis.

    Un juego indispensable para todo fan de ESDLA que se precie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s