Tales of Xillia 2

¡Muy buenas amigos de Altergamer!

Hoy os quiero traer la segunda parte de Tales of Xillia, Tales of Xillia 2. Sabéis mi filosofía de no incluir spoilers en mis artículos, sin embargo, en esta ocasión debo incluir parte de la historia del primer título para contextualizar el juego. ¡Leed el siguiente parrafo bajo vuestra cuenta y riesgo!

Viejas caras, nuevos problemas.

Viejas caras, nuevos problemas.

El juego empieza un año después de los eventos del primer Xillia. Recordemos que el Cisma se ha roto y ahora tanto Rieze Maxia como Elympios son accesibles a pie. Para empezar una nueva y prospera convivencia, ambos paises comienzan una serie de negociaciones, sin embargo, no todo el mundo desea la paz. Exodo, una organización terrorista, pretende asesinar a un importante político para desestabilizar las negociaciones y, para ello, secuestra el tren donde viaja. No obstante, el azar quiere que dos personajes se encuentren: Jude Marthis y Ludger Kresnik. Jude está investigando una nueva tecnología que permita a los humanos usar el mana de los espíritus sin consumirlos en el proceso y Ludger se ha colado en el tren siguiendo a una misteriosa niña llamada Elle. Este encuentro fortuito les lleva a descubrir, tras sufrir un accidente en el tren, que el hermano de Ludger es un terrorista buscado, que Ludger debe trabajar para la organización Spirius si no quiere acabar en la carcel y, por si fuera poco, debe tambièn pagar una factura sanitaria por 20 millones de Gald. La aventura de Ludger no empieza muy bien que digamos.

Las victorias en los Tales of nunca deja de sorprender.

Las victorias en los Tales of nunca deja de sorprender.

Ludger es, posiblemente, el personaje más poderoso que jamás hayamos controlado en un Tales Of. En primer lugar, Ludger es capaz de usar tres tipos de armas y puede cambiar entre ellas en cualquier momento. Tenemos un par de cuchillas, especialmente diseñadas para producir una enorme cantidad de daño a un enemigo en poco tiempo. Un mazo, ideal para romper defensas y golpear en área y, por último, un par de pistolas para atacar a distancia y romper la formación del enemigo. Además, por si fuera poco, Ludger es descendiente de Kresnik y eso le otorga el poder de la Lanza de Kresnik, una habilidad que, durante unos segundos, convierte a nuestro protagonista en un avatar de destrucción totalmente imparable.

Ludger y sus estilos de batalla.

Ludger y sus estilos de batalla.

¿Totalmente imparable? Pues en realidad no tanto… Tales of Xillia 2 no es una segunda parte especialmente conservadora, excepto por muchos temas de la banda sonora y gran parte de los escenarios. El combate, si bien mantiene su estilo y no hay grandes añadidos, eleva en varios enteros su dificultad para compensar el poder de Ludger. Con algo de cuidado, Xillia1 es un juego que puedes superar sin visitar el game over, sin embargo Tales of Xillia 2 es un juego con un nivel de batalla bastante complejo, bien sea por la enorme dificultad de los enfrentamientos que nos obligan a usar todo el potencial de nuestro equipo o bien porque, precisamente, el juego en su mayor parte nos obliga a jugar con un equipo predefinido y no nos permite elegir a nuestros miembros por lo que no podemos efectuar una estrategia sólida en muchas de las batallas.

Ludger durante su transformación.

Ludger durante su transformación.

¿Y si nos ponemos a subir de niveles? Pues bien, el juego, además de las míticas misiones secundarias y la misión principal tiene una serie de encargos al más puro estilo MMO: Vete a X sitio y mata N monstruos. Haciendo estos encargos (algo totalmente secundario), conseguimos muchísimo dinero, aprovechamos para subir de nivel a los personajes y conseguir mineral para nuestra esferza de Allium, de la que hablaremos luego. Sin embargo, aunque al principio notemos una mejoría, a la larga, los monstruos subirán de nivel con nosotros, incrementando sus estadisticas y haciendo las batallas aún más difíciles que lo que eran en un principio.

El juego nos obliga a tomar decisiones en algunos momentos de la historia y sí, tiene varios finales.

El juego nos obliga a tomar decisiones en algunos momentos de la historia y sí, tiene varios finales.

Respeto a la economia del juego, tenemos la eterna deuda de 20 millones, que delimitará al principio las zonas a las que podremos acceder del mapa. Es una especie de bloqueo que se nos impone por tener una deuda, un gran estigma que nos marcará instataneamente como marginados sociales y como personas non gratas. Además de para reflexionar sobre qué significa tener una deuda, el juego usa nuestra obligación para con el banco para obligarnos, en determinados puntos de la historia, a invertir el tiempo en, simplemente, matar enemigos. Podríamos pensar en ahorrar y ya tener el dinero para poder pagar cuando el juego nos obligue, sin embargo es imposible hacerlo ya que el juego, cuando tienes cierto liquido, te obliga a pagar. Lo bueno es que a medida que vas pagando determinados tramos de deuda, te va dando premios y objetos especiales, además de la promesa de un final especial si llegases a pegar los 20 millones (en mi partida llegué a pagar 14M). Esta mecánica de control de dinero es llamado “gold sink“, un termino habitualmente asociado con el género MMO en el que para evitar la inflación que se produce por acumulación masiva de dinero, el juego crea sistemas para hacerte tirar dinero por el desagüe, de ahí la expresión. Obviamente, muchos juegos cuentan con este tipo de sistemas, sin embargo, no suelen ser tan flagrantes y evidentes como es en el caso de Tales of Xillia 2.

20 millones de Gald. Tan exagerado como parece.

20 millones de Gald. Tan exagerado como parece.

El sistema de habilidades también nos anima mucho a invertir horas y horas masacrando enemigos. Debido a la decisión de Milla al final de Xillia1, las orbes de Lilio han quedado inutilizadas y ahora solo funcionan otras orbes: las de Alium. Si os acordáis, Al subir de nivel en Xillia1, obteniamos puntos para adquirir casillas dentro de un tablero. En Xillia2 tenemos un sistema más básico que divide las habilidades en seis elementos. Cada uno de nuestros personajes dispone de un estractor al que le asignamos una gema que dispone de una determinada afinidad elemental y cuando derrotamos monstruos obtenemos mineral que nuestros estractores convierten en puntos de esa rama elemental a la que estamos enlazados. Para ponerlo fácil, debemos equiparnos una gema que nos puede dar una o más afinidades elementales y luego simplemente matar monstruos hasta llegar al máximo de puntos (unos 15 mil), si conseguimos el máximo con todos los elementos, el personaje ha llegado al máximo y ha desbloqueado todas las habilidades y artes. Es un sistema excesivamente simple para venir del, en mi opinión, magnífico sistema de Lilio del Xillia1.

Muchas cosas han pasado y todos han cambiado.

Muchas cosas han pasado y todos han cambiado.

Si este sistema os parece que ya es muy de “grindeo”, conseguir los puntos de habilidad extra os encantará: Debemos matar X enemigos concretos para desbloquear mejoras de puntos de habilidad para un personaje concreto. Básicamente, cada enemigo del juego ofrece puntos de habilidad si los matamos las suficientes veces. Por ejemplo, si matamos 10 ratas, Ludger obtiene dos puntos de habilidad. Lo bueno es que podemos ver desde la enciclopedia de enemigos a quien dan puntos de habilidad y cuantos enemigos hemos de derrotar para conseguir el siguiente bono.

Ludger es inmortal durante su transformación.

Ludger es inmortal durante su transformación.

Quizás todo esto que he escrito os ha asustado un poco, sin embargo, y aquí viene una de las cosas que más me ha maravillado del juego, prácticamente todo lo que habéis leido es simplemente opcional. La historia principial del juego nos ofrece una partida de, como mucho, 20 horas. Sin embargo, la verdadera magia de este Xillia2 está en todas las misiones secundarias ya que no solo añaden contenido si no que mejora la experiencia en las misiones principales añadiendo unas secuencias adicionales llamadas “escenas extra”. Las misiones secundarias son campañas en las que Ludger ayuda a los diferentes héroes de Xillia1. Ayudaremos a Jude con su investigación, acompañaremos a Leia en su nuevo trabajo como reportera o ayudaremos a Alvin a establecer un negocio entre ambos paises…

Las batallas son impresionantes y muy divertidas de jugar.

Las batallas son impresionantes y muy divertidas de jugar.

Siendo completamente sincero, no estoy seguro de que tipo de valoración he de hacer sobre el juego. Me explico: por una parte me ha parecido apoteósico ya que la cantidad de temas sociales que toca, la estupenda forma de seguir la historia de cada uno de los héroes de Xillia1 y un ritmo de batallas muy adictivo han hecho que mis más de ochenta hayan sido espectaculares. Sin embargo, obviando mi fanatismo por los personajes y por el sistema de batallas de Xillia, no creo que Xillia2 sea un título para todos los públicos ya que el juego, si de verdad quieres disfrutarlo al 100% y no limitarte exclusivamente a hacer la historia principal, te bloquea con muchísimas horas de matar monstruos sin sentido alguno. Esta barrera puede ser muy alta para los jugadores que no esten versados en el noble arte del farmeo/grindeo en MMOs de corte coreano y en este juego todos los sistemas están diseñados para que el combate te produzca un enorme refuerzo positivo ya que no deja de darte objetos, habilidades, recompensas de misión…

Las técnicas combinadas vuelven en Xillia 2

Las técnicas combinadas vuelven en Xillia 2

También es cierto que Xillia2 en ocasiones parece una expansión de Xillia1 con el contenido adicional de Ludger que, a priori, parece que lo hayan juntado con los héroes de Xillia1 ya que por si solo no tenia la fuerza suficiente para ser un juego independiente. De hecho, durante la campaña de esta segunda parte, podremos revivir algunos de los enfrentamientos más espectaculares del primer juego, a modo de flashbacks. Me atrevería a decir que, aunque la historia principal tiene momentos vibrantes y un potencial enorme, el climax se rompe con mucha facilidad y el final no es tan épico como debería. Es algo que ocurre mucho en esta saga y es algo que no empaña, para mi, lo sensacional de Tales Of ya que se centran en que disfrutes del viaje sin importar mucho a dónde te lleve.

En resumen, Tales of Xillia 2 es una oportunidad para ahondar más en la historia de Xillia y descubrir qué han hecho nuestros protagonistas tras los eventos del primer juego. Además, tenemos una nueva campaña totalmente transversal que nos permite conocer todavía mejor a los personajes. Las batallas son muy disfrutables y pronto sentiremos como el juego empieza a recompensarnos por jugarlo dándonos todo tipo de objetos y detalles. Sin embargo, muchos jugadores sentirán que el precio, en horas, para descubrir toda la historia es demasiado alto y esto se debe a lo exigente que es en dedicación este título. Yo diría que es solo apto para incondicionales de su antecesor y que le maravillen los combates de la saga Tales of, de otra manera el juego os parecerá totalmente infranqueable.

¡Hasta el próximo post!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s