State of Decay: Year One Survival Edition

Muy buenas amigos de Altergamer y demás gente que ha llegado a este blog.

Hace un par de meses emití, un longplay del Tron 2.0, y uno de mis amigos comenzó a hablar de este State of Decay, un juego que yo desconocía totalmente. Ni que decir tiene que su análisis me pareció muy interesante y por ello me puse a jugar. A él le dedico este análisis como agradecimiento por descubrirme un juego que me ha tenido enganchado un buen montón de horas.

header

El género de zombis, en general, me gusta, no puedo negar que es posiblemente uno de los enemigos que más veces hemos matado en los videojuegos y sin embargo nunca aburre: House of the Dead, Zombie Revenge,Killing Floor, Dead Island… Da igual, están muertos, te quieren morder y a tu disposición un arsenal de enseres domésticos y armamentísticos con los que abrirnos paso entre los no muertos. El de zombies es un género tan extenso que en él encontramos juegos de miedo, de acción , aventuras gráficas… Por ello, un juego de zombis suele llamarme la atención, razón por la que me picó la curiosidad con este State of Decay, del estudio Undead Labs.

Un buen resumen del juego.

Un buen resumen del juego.

State of Decay se define como un juego de supervivencia en tercera persona con mundo abierto. En él encarnamos a un grupo de supervivientes atrapados en un valle. Empezamos encarnando a Marcus, un excursionista al que el apolalipsis zombi le pilla durante sus vacaciones de pesca. Junto con su amigo Ed, deben sobrevivir, conseguir armas para defenderse y encontrar cobijo y establecer una comunidad para poder sobrevivir a los muertos. Además, la versión Year One Survival Edition incluye dos DLCs: Breakdown, un modo libre más difícil que el original y LifeLine, una campaña que nos lleva a una ciudad durante los primeros días de la infección. ¡Un montón de horas extra a la campaña principal!

Como ya es un clásico, subir a sitios elevados nos actualizará el mapa.

Como ya es un clásico, subir a sitios elevados nos actualizará el mapa.

La sensación que da el juego es como la de un GTA con zombis con unos enormes toques de miedo y la emoción de tener que sobrevivir en un ambiente tan hostil. Al principio, al poco de llegar a la ciudad, vagamos por las calles escondiéndonos, teniendo el máximo cuidado de alertar al menor número de enemigos posible. Poco a poco, nuestro héroe va mejorando sus habilidades y talentos de combate y el ir despachando a los gules se convierte en algo bastante rutinario. Al combate hay que sumarle el ya clásico indicador de cansancia que, al más puro estilo Monster Hunter, va bajando a medida que ocurre nuestra aventura y que nos obliga a comer para recuperarlo.

También deberemos defender nuestra base o de otros superviventes.

También deberemos defender nuestra base o de otros superviventes.

La recuperación es parte importante de la supervivencia y ahí es dónde entra en escena nuestro refugio. Al principio del juego llegamos a una iglesia que servirá de fuerte pero pronto, la llegada de más supervivientes y más zombis, nos obligará a buscar un nuevo refugio que podremos personalizar con diversas instalaciones para hacer más fácil la supervivencia. También la historia irá avanzando y es posible que se produzca problemas entre los supervivientes o también que empiecen a escasear los suminitros. Gestionar y conservar nuestra base es una de las grandes bazas del juego y suponen una forma creible de mantenernos haciendo misiones secundarias (que ocurren aleatoriamente) sin que el diversión se resienta.

Los zombis tipo cazador son los más peligrosos de todos.

Los zombis tipo cazador son los más peligrosos de todos.

La dificultad del juego es bastante baja y pocas veces sentiremos que nuestro héroe corre peligro de verdad. Si bien es cierto que una mala entrada puede suponernos un momento bastante tenso, en general la situación, si somos algo metódicos, no debería salirse de nuestro control. Además, existen un sinfín de “truquetes” que pueden solucionarnos muchos problemas, como el uso de coches como armas o aprender a medir el momento exacto para realizar movimientos evasivos para esquivar golpes y agarres. La cosa cambia radicalmente cuando en la batalla empezamos a enfrentarnos a los ya clásicos zombies especiales u cualquier otro tipo de enemigos. Naturalmente, la mejor opción no es siempre el enfrentamiento; Los zombies especiales nos obligarán a crear estratagemas para poder superarlos. El gran triunfo del título es saber ir introduciéndolos poco a poco, creando un nuevo punto de tensión y reavivando esa experiencia de supervivencia.

Caminar por la ciudad, buscar víveres, luchar contra zombis, mantener la moral y la seguridad de una base y enfrentarnos a los desafios de convivencia y supervivencia del lugar suponen un ambiente lo suficientemente bien diseñado para que el juego nos atrape durante sus casi veinte horas de campaña. Además está el modo libre, Breakdown, y otra campaña adicional, por lo que el contenido que ofrece este juego es enorme. En lo personal, he de admitir que el juego me engulló de lleno y estuve jugando, prácticamente sin descanso, hasta terminarlo. La tensión y el agobio de las primeras horas fueron desapareciendo para convertirse en una tormenta de adrenalina a medida que la epidemia zombi iba intensificando sus ataques, haciendo que la tensión evolucionase de ese miedo al enfrentamiento individual, al pánico atroz de verse sobrepasado por masas de enemigos.

He de admitir que para haberme pasado totalmente desapercibido, este título me ha parecido uno de esos juegos totalmente ineludibles que, como mínimo, merece que superemos su campaña principal y poder disfrutar de la enorme cantidad de emociones que transmite. Os lo recomiendo.

Y hasta aquí este análisis de State of Decay. ¡Sed felices y hasta el próximo post!

Anuncios

4 pensamientos en “State of Decay: Year One Survival Edition

  1. Tengo que acordarme más a menudo de pasar por aquí, pero soy un puto despistado. Me ha resultado muy grato ver este artículo.

  2. Pingback: Tom Clancy’s The Division – Primeras impresiones | Alter Gamer

  3. Pingback: E3 2016 | Alter Gamer

  4. Pingback: Tom Clancy’s The Division – Primeras impresiones – GAMEK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s