El fenómeno de Pokemon Go

¡Muy buenas amigos de Altergamer!

Esta semana he estado súper liado con temas profesionales y apenas he jugado a nada… ¿A nada? Bueno, eso no es cierto del todo ya que en mi móvil he estado, siempre que he podido, pendiente de una nueva aplicación: Pokemon GO.
Pokemon Go es un juego del género MMO de Niantic en el que caminamos por el mundo real y, gracias a la realidad aumentada y al GPS, vamos encontrando monstruos por el mundo, además de visitar lugares emblemáticos de nuestras ciudades para obtener objetos o luchar “contra otros jugadores” en los gimnasios.

Pokémon-Go-1

Para jugar solo debemos tener el móvil encima con la app encendida y echarnos a andar. ¿A dónde? En el mapa de juego se nos muestran los iconos de las distintas pokeparadas, los gimnasios y también veremos hojas moverse que es donde se supone que debería haber pokemons. Digo “se supone” porque hay cientos de teorías sobre si hay pokemons siempre en las hojas o no o depende del nivel del entrenador o… simplemente es lag de servidor.

Cuando encontramos un pokemon, este aparece en nuestro mapa y si pulsamos sobre él entramos en un minijuego en el que debemos lanzarle una pokeball al pokemon para capturarlo. Obviamente, nada que ver con los juegos clásicos de Nintendo. Con nuestras nuevas mascotas podemos enviárselas al profesor Oak Willow y este nos da caramelos de esa familia de pokemons, moneda que nos sirve para mejorar el poder de ataque de los monstruos y también, en mayor número, para evolucionarlos. Otra manera de conseguir pokemons, además de encontrarlos por ahí, es incubando huevos, encontrados en las pokeparadas. Para incubarlos, simplemente seleccionamos un huevo, lo metemos en la incubadora y caminamos la distancia que requiere el huevo, a saber: 2km, 5km o 10km.

Pokemon Go es un juego gratuito con micro transacciones, esto es que disponemos de una tienda en la que podemos comprar con dinero real objetos del juego. Siendo justos, se puede obtener dinero “Premium” simplemente jugando y todos los objetos nos los dan cuando visitamos las pokeparadas. A mi entender, aunque pueda ser muy difícil conseguir dinero Premium jugando ya que para ello hay que defender durante 21 horas el gimnasio, una tarea realmente complicada y más con el enorme volumen de jugadores existente.

Sin embargo, este post no se debe al juego per se, ya que como título para móvil Pokemon Go es muy simplón, pero la experiencia de jugarlo estos días está siendo realmente interesante hasta el punto en el que puedes ver como ha influido en el comportamiento de la gente. Que se ponga una pokeparada en un punto u otro determina hacia donde se mueve una gran masa de gente. Y claro, esa gente al moverse, pues es más proclive a gastar en los negocios locales y… ¿Veis por dónde voy?

pokemon-2

¿Suena exagerado? Admito que sí y si no fuera por mi cruzada nocturna de ayer, yo mismo no me hubiera puesto a escribir sobre esto: salí ayer con un grupo a la zona del náutico de Vigo, y estuve caminando por esa zona. Además de la gigantesca cantidad de pokemons, objetos y experiencia que recibí, también descubrí un sinfín de gente que, como nosotros, andaba por ahí buscando cosas, móvil en mano. Pero no quedó ahí solo la cosa, un gran porcentaje de las conversaciones que escuché (suena a que voy espiando a la gente por ahí…) también iban sobre pokemon. Nos acercamos a la alameda de la plaza de Compostela y en todos los banquitos ocupados por jugadores. También hubo un par de encuentros muy aleatorios con gente que te ve jugando y te dice o pregunta algo. El más curioso uno al que le escuché sorprenderse de que usáramos Superballs para capturar y le dije que la desbloqueaba al subir a nivel 12… Me han llegado noticias de propietarios de negocios que usan cebo en las pokeparadas cercanas para impulsar a la gente a su zona. Hubo, sin embargo, un encuentro extraño con un barrendero que nos insultó por jugar. Obviando la ofensa, el hecho de que todo el mundo lo conozca, lo identifique y hable de él, incluso fuera de los círculos de gaming tanto hardcore como casual, denota la gran importancia sociológica que tiene esta app llamada Pokemon Go.

A mí realmente lo que me llama la atención es esa capacidad de movilización que ofrece el juego y que, fácilmente, puede ser usada para impulsar zonas comerciales. Ya sabéis, la gente cuando sale, suele gastar y si el juego te puede decir “por dónde” salir, algo que probablemente no fueras a hacer ese día, es, de una manera complicadísima, una venta cruzada de nivel 100.
No faltan, por supuesto, noticias de corte más oscuro y neófobo, como suele ocurrir en la prensa de nuestro país, que es reacia a cualquier cosa que venga por y para la juventud, y por eso durante ya varias semanas he visto una infinidad de noticias de sucesos en los que Pokemon Go estaba presente de una u otra forma.

No tengo nada claro cómo evolucionará esto o, si incluso dejará huella para un futuro en juegos para móviles de tipo realidad aumentada, lo que sí sé es que la tecnología del móvil sí que cambiará para intentar hacer un móvil capaz de ofrecer algo más de tres horas de autonomía a un jugador de Pokemon Go. Otros desafíos a superar son la estabilidad del cliente y la previsible falta de contenido de aquí a uno o dos meses, aunque también es cierto que estamos jugando una versión 0.2X que dista mucho de ser una versión final. ¿Comerciar pokemons? ¿Duelos amistosos con amigos? ¿Duelos en tiempo real contra un jugador? ¿Crear una granja de realidad aumentada con nuestras capturas? Las posibilidades son infinitas.

Frustración máxima

Frustración máxima

El éxito de Pokemon Go probablemente haga un efecto llamada, como siempre, y pronto tendremos clones que vayan modificando y mejorando la fórmula del juego lo que, si tiene éxito, podría cambiar un poco la concepción que tenemos de los videojuegos… ¡Si hasta tendremos que salir de casa! Eso sí: Yo, y me imagino que mucho más, aunque nos parezca divertido pegarnos una vuelta de cuando en cuando, no cambiaríamos jamás nuestra capturadora de video por una GoPro. ¡Vida sana hasta cierto punto!

Querría cerrar este artículo con una pequeña reflexión. Pôkemon Go es un concepto simple pero que ha calado hondo, esto podría ser para los juegos de geolocalización el súper Mario de Nes o el Everquest de los MMOs, un título lo suficientemente fuerte para cambiar para siempre un género y, con ello, el mundo de los videojuegos.

Hasta el próximo artículo, ¡feliz fin de semana!

Anuncios

Un pensamiento en “El fenómeno de Pokemon Go

  1. Pingback: La generación bucle y un camino paralelo | Alter Gamer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s